Tienda Booking Artist
Bai Kamara Jr.

Conciertos de Bai Kamara Jr

Por primera vez en Madrid!

Los fans de 15:15 ft. Bai Kamara Jr. estan de enhorabuena!

Próximos conciertos en:

- Madrid - La Boca del Lobo, el sábado 6 de dic 2008 a las 22.30

- Madrid - Café la Palma, el jueves 11 de dic 2008 a las 22.00.

- Jimena - Centro Cultural, el viernes 13 de dic 2008 a las 22.00.

Critica: Julián Callejo - Concierto Café la Palma

No puedo evitar pensar en el swing de Asa o en la grandeza de Chezeré. Con su guitarra llena de pegatinas reivindicativas, la Stratocaster llorando, 15:15 parecen resumir la sorprendente vitalidad del rock si se le inyecta en vena algo más de espíritu negro. Quizás porque regresa al origen, no lo sé, o porque obtiene la fuerza que solo, pierde. Nada más dos canciones, y nos han seducido; quizás han olvidado el lado más juguetón (el que encontraréis en su MySpace) pero ahí están, en el trance de pasar lentamente de la balada al medio tiempo, y de ahí, quizás, a otro nivel.

Son de estilo grandioso, sólido, serio, un poco árido. Las canciones tienen textura de himno, de discurso. Supongo que la buena sincronización del bajista y el batería contribuye a ello. Pero también la intención de quien haya hecho su parte componiendo. No parecen frívolos, todo lo contrario. A veces echo de menos una cara más colorida, un sonido más ligero que no cargue tanto el espíritu de la banda, que no apabulle al público con ese permanente estado de alerta, de gravedad. Pero a los músicos se los acepta como son, algo muy parecido a los buenos amigos. Si son igual de buenos.

Hoy estoy corto de reflejos: ¿Cuál es la raíz del rock? Pues el blues. No me llegó la iluminación de mis brillantes entendederas, ellos lo han dicho. Blues africano, ahora blues árabe que a su manera recuerda a John Lee Hooker. Blues, blues. Que despierta los ánimos, anima los pies, levanta las ideas y desentumece las caderas.

Sobre todo, blues para dejarse llevar. La tercera parte del concierto repite el concepto de la primera, pero con la intención de “calentar” al público y conseguir que, al final, hayan movido los cuerpos y alimentado la felicidad. De nuevo ese pop-rock con calado, trascendente, y una solidez tan exagerada que, aunque merezca todo el respeto, le quita parte del gancho. Menos mal que reservan dos grandiosos temas, algún reggae, un poco de funk, para el final, y las chicas se animan a mover el culo.

 


website by: matico.net